¡Lo más vendido!

calidad y personalidad

Minibalancines personalizados

Envío gratis en España peninsular. Balancines de madera fabricados en españa

¿Por qué un Balancín como primer producto Pep&Up?

¿Por qué un Balancín como primer producto Pep&Up?

¿POR QUÉ DECIDIMOS DISEÑAR UN BALANCÍN Y QUE FUERA NUESTRO PRIMER MUEBLE?

Cuando empezamos en esta andadura muchas eran las cuestiones que nos surgían, y muchos bocetos en la mesa. Por cual nos decantábamos, era la cuestión.

Hay varios parámetros que marcan nuestra forma de trabajo y el sello Pep&Up. Con nuestros diseños, no queremos identificarnos con unas formas o estilos determinados, no seguir una línea estética, pero sí unas características-cualidades que guíen nuestros diseños.

El primero le llamamos TIEMPO,  para nosotros significa durabilidad, que no sea una pieza de hoy pero no de mañana, por eso apostamos por diseños clásicos adaptados a las necesidades actuales.

CALIDAD pensamos que es una cualidad indispensable para que funcione en el “tiempo”, aquí interviene el material con el que decidimos trabajar la madera, apostando por maderas nobles, ya sean macizas o laminadas.

Mucha gente nos ha preguntado:

 ¿Por qué un balancín para vuestro primer producto Pep&Up?

Nuestra respuesta tiene que ver con un recuerdo.

La mentalidad de obtener un buen mueble suele venir asociado al momento en el que montas tu primera casa y empiezas a comprar ciertas piezas más especiales con el pensamiento de “esto es para toda la vida”. Lo ves como una inversión.

Por otro lado están los muebles heredados, aquellos que has visto en casa desde que tienes uso de razón y que tus padres con gusto te ceden algunos de ellos.  Pues es aquí, donde  el balancín tomó protagonismo para ser el primero de nuestros diseños en llevarse a cabo, junto a una opinión personal y recalcada en una conversación con mi mejor amiga.

Tu habitación es una proyección de tu desarrollo; de bebe a niñ@ a adolescente. Las modificaciones que va tomando, como por ejemplo de la cuna a la cama, de la butaca lactante a la mesa con sillitas para pintar y de ésta, al escritorio.

Pensaba en esas piezas con fecha de caducidad, pero había una que ha crecido conmigo, mi BALANCÍN, mi caballito de madera.

Buscar ese mueble duradero, con historia, cargado de recuerdos y del que nunca te desprendes, es lo que nos llevó a diseñar un Balancín.

Dejar una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comentario:
Type Code